Código ético de la empresa

La ética en los negocios es extremadamente importante para una buena gestión y para la credibilidad de la empresa ante sus accionistas, clientes, proveedores y, en general, en el contexto económico en el que opera. FIAMM Energy Technology Group utiliza el conocimiento y la valoración de los principios éticos que están presentes y resultan evidentes en la organización para consolidar su ventaja competitiva.

Por consiguiente, la Junta directiva de FIAMM Energy Technology SpA (”FET”), a partir de la instrucción publicada hace algún tiempo en FIAMM SpA, ha decidido: – Actualizar este Código ético con la intención de corroborar el compromiso con la equidad, la lealtad, la integridad y la transparencia en la forma de proceder a la hora de gestionar las relaciones internamente y con terceros. Los destinatarios del Código ético son todos aquellos que operan en FET o en empresas controladas en cumplimiento de la legislación vigente (“Grupo FET”).

En particular, los destinatarios del Código ético son:
■ Personas que ostentan cargos de gestión, control, representación, administración y dirección
■ Personas sujetas a dirección o supervisión
Estas personas deben conocer el contenido del Código ético, respetarlo y, en función de su responsabilidad, contribuir a su aplicación, además de divulgar sus normas y principios.
El Código ético también se pone en conocimiento de quienes entablan relaciones comerciales con el Grupo FET (clientes, proveedores, incluidos consultores, otros socios, etc.).
Los proveedores, los clientes y demás socios están contractualmente obligados a respetar los derechos humanos, las leyes y los reglamentos de los países en los que operan, y a exigir su cumplimiento a sus proveedores.
Las normas contenidas en el Código ético incluyen la conducta que deben respetar los destinatarios con arreglo a las leyes civiles y penales en vigor en todos los países en los que la empresa opera y con cualquier otra obligación reflejada en la negociación colectiva. Los destinatarios del Código ético que infrinjan las normas pondrán en riesgo la relación de confianza con el Grupo FET y se les impondrán las sanciones correspondientes.
La aplicación del Código ético es responsabilidad de los órganos de control de cada empresa del Grupo FET. Los individuos con cargos de organización, dirección y control están obligados
a hacerlo efectivo dentro de los límites de sus competencias.